ALCALDE: ¿CENTROS RESOLUTORIOS DE SALUD PARA SOACHA? COLUMNA DE OSCAR RODRIGUEZ ORTIZ



Desde las jornadas nacionales e internacionales de Atención Primaria y Promoción
de la Salud en los años 2015 a 2019, el Ministerio de Salud centró su discurso en el
derecho a la salud de manera integral contenido en la Ley Estatutaria como un
Modelo Integral de Atención en Salud (MIAS) sustentado en el artículo 65 del Plan
Nacional de Desarrollo sumado a la Atención Primaria en Salud (APS) que, “implica
una transformación de las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) y pensar en
modelos más resolutivos y no solamente en remitir pacientes y atenderlos”.
Se dejaba claro que el sistema debía transformarse y orientarse hacia los
resultados en salud, exigiendo la integración de los puestos de salud y los
hospitales de primer nivel, transformando la institucionalidad para que los
hospitales tuvieran capacidad resolutoria suficiente y a bajo costo.
Con este modelo denominado Modelo Integral de Atención en Salud (MIAS), se
hablaba en las regiones de los centros resolutorios de salud.
Escuchando al alcalde de Soacha en un coloquio presentado por PERIODISMO
PUBLICO hace unos días, exponía sobre los “centros resolutorios de salud”, como
solución actual en salud para Soacha haciendo mención de los 50 mil millones
dejados por la administración anterior y 20 mil millones más que prometió el
gobernador de turno para infraestructura hospitalaria.
Conocedor del sistema hospitalario de Cundinamarca por haber prestado mis
servicios a varios hospitales en Cundinamarca en los últimos diez años, el proyecto
institucional Integral de Atención en Salud (MIAS) como un modelo de
aseguramiento y prestación de servicios de salud, diseñado para ser implementado
como una experiencia piloto y tendiente a la Atención Primaria en Salud (APS) con
énfasis en el componente familiar y comunitario, pues compromete la articulación
de los actores sociales y de los agentes del sistema de salud con el objeto de
garantizar el acceso de la población vulnerable a los servicios de salud, bien
podemos decir que este modelo solo responde a los contenidos normales previstos
en el PDSP y en el Plan de Salud de cada ente territorial con una implementación
gradual durante un periodo de 5 años como mínimo para surtirse una evaluación
científica y seria de resultados.
Con el marco jurídico de las MIAS (Coetáneo a los centros resolutorios de salud)
resumido en los Artículos 48 y 49 de la Carta Política; Ley 21 de 1991, por medio de
la cual se adopta el Convenio 169 de 1989 de la OIT; Ley 100 de 1993, que establece
el Sistema General de Seguridad Social; Ley 691 de 2001 entre otras, nos vemos

obligados a exponer nuestra visión de la propuesta presentada por el alcalde de
Soacha sobre materias puntuales:
EL ASEGURAMIENTO. el aseguramiento exige un esquema en el cual exista un
único asegurador, escogido por un periodo mínimo de 5 años, con base en una
convocatoria competitiva. El asegurador bien puede ser una EPS habilitada en el
país, una alianza entre EPS o una alianza entre una o más EPS y el municipio.
Idealmente el asegurador debe afiliar toda la población, tanto la del régimen
subsidiado, como la del contributivo.
SITUACIÓN DEL ASEGURAMIENTO, de acuerdo al tipo de afiliación al SGSSS se debe
analizar la SITUACIÓN DE PRESTACIÓN DE SERVICIOS, pudiéndose mirar una red
de prestación de servicios conformada por una red pública en cabeza de la
Empresa Social del Estado municipal y una red privada que opere en la cabecera
urbana del municipio, así como también en los corregimientos o área rural del
municipio.
EL TALENTO HUMANO. Como el anterior, exige una evaluación profesional del
talento humano que garantice la operación del modelo; el talento humano es un
recurso indispensable. Se requiere la contratación de talento humano en
condiciones de formalidad laboral y con incentivos que permitan la continuidad y
permanencia, con especial énfasis en el personal de salud comunitaria (Gestores,
médicos y Auxiliares en Salud) que estarán ubicados, pensamos nosotros, en los
Puestos de Salud existentes, pues se desprende de las palabras del alcalde que no
hay rubro para infraestructura nueva cuando nos informó públicamente que un 28
de diciembre un exalcalde firmo un contrato “leonino” para construir un hospital en
Soacha negándole de paso a Soacha tener un hospital de calidad lo que obliga a
pensar que, en materia de infraestructura el modelo plantea el acceso de la
población a los servicios de salud, a través de una red primaria y complementaria,
conformada por los Puestos de Salud, el Centro de Salud y apoyo del Hospital Mario
Gaitán Yanguas con su próxima red creada por la ordenanza 07 de 2020.
LA TECNOLOGIA BIOMEDICA. El alcalde debe adquirir elementos de tecnología
biomédica que le permitan la resolutividad pregonada, con servicios de Telesalud,
consulta especializada, apoyo en imágenes diagnósticas con: TAC, mamografía,
ecografía e imagenologia vascular, radiología digital, ecografía portátil en los
puestos de Salud, apoyo en diagnóstico de laboratorio con: Pruebas de Diagnóstico
Rápido (PDR).
SISTEMA DE INFORMACION Y COMUNICACIÓN. El modelo propuesto, debe contar
con herramientas estandarizadas para el diagnóstico socioepidemiológico para la
captación, sistematización y remisión de pacientes, de acuerdo con la gestión
integral del riesgo en salud (p.ej.: herramientas para la clasificación del riesgo individual, clasificación sociodemográfica y familiogramas). Estas herramientas
deben estar articuladas con el SISPRO.
Pero no podemos hablar de crear o implementar uno o varios centros resolutivos
de salud sin haber realizado un ANALISIS DE COSTOS PARA LA OPERACIÓN DEL
MODELO a partir de los costos reales de las actividades previstas en el modelo
para cada uno de los Puestos y Centros de Salud, incluyendo tanto costos directos
como indirectos para la operación con proyecciones reales del 8% para 2020-2021,
de la UPC para Administración.
Sin incluir el Régimen Contributivo, la proyección de costos debe contener los
rubros: Talento Humano; Gastos Generales; Gastos Administrativos y referencia de
pacientes y, a decir verdad, los rubros donde se encuentran depositados los 50 mil
millones no permite estas maniobras de ejecución presupuestal.
Y esto es lo preocupante; Siendo solo una propuesta y, sin que sea una solución de
fondo y sobre todo oportuna en estas épocas de pandemia, requiere que el alcalde
presente desde ya esta propuesta con las fichas tecnicas y presupuestales debidas
para darle la seriedad que devenga los contagios y decesos diarios que ya tocaron
las puertas del Concejo de Soacha. Alcalde, “Res non verba” que no significa
literalmente “las vacas no hablan”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.