Fueron por lana y salieron trasquilados: Asaltantes asesinados por taxista

En la madrugada de este lunes, un taxista asesinó a sus presuntos atracadores con la misma arma usada por los atacantes; aunque el hombre huyó del lugar de los hechos, horas más tarde se entregó a una URI de la ciudad de Barranquilla.

Al parecer, los dos hombres muertos, identificados como Luis Alberto Jiménez y Kevin José Coronado, interceptaron al conductor del taxi con la intención de hurtarle sus pertenencias. Sin embargo, el taxista opuso resistencia y al forcejear con los atacantes, logró desarmarlos y con esa misma pistola les disparó.

El taxista se entregó a las autoridades y relató lo sucedido. Pero ¿qué dice la ley sobre el presunto caso de legítima defensa?

Ante la regulación de la Nueva Ley de Seguridad Ciudadana, que presume la legítima defensa en estos casos, el accionar no es objeto de sanción carcelaria, siempre y cuando, el Estado o los familiares de las ‘víctimas’ demuestren que en efecto no hubo excesos de ningún tipo.

La Fiscalía es la que se encarga de ponderar y definir si recae algún tipo de responsabilidad judicial sobre el ciudadano, o si por el contrario, se proceda a declarar la actuación como legítima violencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.