Habitante de Soacha quedó en coma luego de someterse a una liposucción

La mujer, habitante del municipio de Soacha, se decidió someter a una cirugía estética a bajo costo en el sur de Bogotá.

Esta persona, quien trabajaba como guardia de seguridad en el Hospital de Kennedy, buscó en redes sociales para practicarse un procedimiento quirúrgico con el fin de reducir su peso y su masa corporal.

De acuerdo a la información de familiares y amigos, ella encontró un sitio clínico económico en el barrio Santa Librada en la localidad de Usme, según los datos de este presunto hospital estético, apenas llevaba operando 3 meses.

Ella, al llegar al lugar para realizar la liposucción no se hizo una primera cita de control para ver la viabilidad del proceso sino que por el contrario entró a la sala quirúrgica, acción que de acuerdo a médicos expertos no es optima para tratar a un paciente, además de que debe ser revisada por especialistas como el anestesiólogo para la viabilidad de este proceso.

Durante el proceso médico, hubo complicaciones lo que conllevo a que la mujer saliese en estado crítico. El procedimiento fue muy invasivo por lo que entró en estado de coma. A raíz de la cirugía le dio quemaduras en el abdomen, lo que conllevó a muchas complicaciones en su cuerpo.

La vigilante pagó 1’800.000 pesos por el procedimiento y la cirujana encargada de la operación no aparece, no responde las llamadas que le hacen los familiares de la paciente, quienes anunciaron que tomarán las acciones legales correspondientes contra la supuesta médica y su centro estético.

Médicos expertos informan que para este tipo de procedimientos se debe tomar en cuenta lo siguiente, esto con el fin de primero identificar un profesional experto, además de verificar que el lugar sea apto para aplicar la liposucción.

  1. Antes de la cirugía, usted tendrá una consulta inicial, que incluye una historia clínica, examen físico completo y una evaluación psicológica. Es posible que sea necesario llevar a alguien, como su cónyuge, durante la visita para ayudarlo a recordar lo que le diga el médico.
  2. Antes del día de la operación, puede que sea necesario extraerle sangre y pedirle que lleve una muestra de orina, lo cual le permite a su proveedor de atención médica descartar complicaciones potenciales
  3. Se deben vigilar y controlar ciertas afecciones preexistentes antes de una liposucción.
  4. Verificar los documentos del profesional, como lo es su título profesional y ​​​​​​​​​ReTHUS – Registro Único Nacional del Talento Humano en Salud​.
  5. Sospechar de sitios que prometen cirugías a muy bajo costo.

La paciente actualmente continua en su estado de coma, con vigilancia médica y además de ellos se están tratando de reducir las quemaduras ocasionadas posterior a la cirugía, por ahora hay una denuncia activa en contra de clínica por negligencia médica y estafa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *