Hospital El Tunal adquiere innovadores cascos que evitan la intubación en pacientes con COVID-19 e instala Hospital de Campaña

La Subred Sur adquirió 12 dispositivos que disminuyen el uso de respiradores mecánicos en pacientes con Covid-19, mejorando la atención a personas contagiadas y la seguridad y salud del personal médico y asistencial.

Los cascos permiten inyectar el oxígeno con una presión superior, lo que genera un efecto benéfico
en los alvéolos pulmonares del paciente, garantizando su recuperación.

Con el propósito de aumentar y mejorar la respuesta a la atención de pacientes durante el segundo pico de la pandemia, se instaló un Hospital de Campaña que beneficiará a la población del sur de Bogotá.

El Secretario de Salud, Alejandro Gómez, aseguró que aunque el sistema atraviesa un momento difícil, este sábado 16 de enero se ubicaron 133 pacientes en unidades de cuidados intensivos, lo
que demuestra que la ciudad aún cuenta con disponibilidad de camas.

Bogotá D. C., enero 17 de 2021. Con una inversión cercana a los $30 millones, la Subred Integrada de Servicios de Salud Sur es la primera institución pública del país en adquirir dispositivos de última tecnología para el tratamiento de pacientes con Síndrome de Dificultad Respiratoria Aguda a causa del Covid-19.

En el Hospital El Tunal ya se encuentran los 12 cascos nuevos que disminuyen el uso de respiradores mecánicos, beneficiando la recuperación y salud del paciente, así como la seguridad del personal médico, asistencial y el sistema sanitario en general.

Se trata de un método de ventilación no invasiva que no requiere sedación, el paciente se mantiene lucido y en contacto con sus familiares mientras se recupera.

“Los primeros pacientes tratados con este equipamiento ya se recuperaron, y lo mejor evitando ser intubados para respiración mecánica, proceso que siempre resulta traumático por sus riesgos de laceraciones, infecciones y largos tiempos de sedación, que producen un des-acondicionamiento de su estado físico y, en ocasiones, su rehabilitación resulta ser mucho más compleja que la misma enfermedad” afirmó el doctor Jhon Edison Parra, coordinador de la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital El Tunal.

Los dispositivos son similares a unos cascos de astronauta o de buso, transparentes y permiten inyectar el oxígeno con una presión superior, lo que genera un efecto benéfico en los alvéolos pulmonares, que en muchos casos colapsan por el efecto del COVID-19.

“Una gran ventaja es que, por su forma, tienen protección contra la generación de aerosoles, protege al personal asistencial y a otros pacientes. Esta herramienta disminuye el tiempo de estancia hospitalaria, de relajación muscular, y la recuperación resulta ser mucho más rápida”, agregó el doctor Parra.

Sin embargo, aclaró que “ésta opción terapéutica no es para todos los pacientes, se deben seleccionar de acuerdo a la mecánica respiratoria, el estado de conciencia y la colaboración del paciente, se ha demostrado que el uso de este dispositivo disminuye el uso de los ventiladores, que se usan para casos más graves”.

Los cascos, que se adquirieron mediante un convenio docencia-servicio con la universidad Manuela Beltrán, permiten estar a la vanguardia en atención de pacientes afectados por Covid-19 u otras enfermedades respiratorias.

El Secretario de Salud, Alejandro Gómez, aseguró que Bogotá sigue fortaleciendo su sistema de salud a través de equipos de alta tecnología y amplía su disponibilidad de camas, refiriéndose al nuevo hospital de campaña que fue instalado en el Hospital de El Tunal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.