Puente construido por la comunidad, reemplaza al que hace dos años prometieron construir en sector de Puente Micos, comuna 2

Llegó la temporada de invierno, lluvias todo el día, barro, delincuencia y un improvisado puente construido por la comunidad de los conjuntos residenciales cerca al sector de Puente Micos, que sirve para comunicar estos conjuntos y barrios como El Danubio, El Rosal, conjuntos Tejares 1 y 2, Prado Vegas y por lo menos unos 15 Conjuntos Residenciales, con el centro del municipio y también con el barrio Portalegre en la comuna dos de Soacha

Desde hace año y medio se inició la construcción del puente principal de la calle 13, por parte de la administración municipal y la constructora Apiros, pero según la comunidad, no se ven los trabajos y ya la gente está cansada del incumplimiento para entregar esta obra.

«Estamos cansados de tantas mentiras, no vemos el esfuerzo ni el trabajo de las entidades a las que les competen hacer este puente, nos están mamando gallo , a la comunidad le tocó construir un puente con nuestro propio dinero y trabajo de hombres y mujeres día y noche para poder ir a nuestros trabajos y colegios para nuestros hijos pero la inseguridad es otro problema al pasar por ahí», afirmó Abigail Fuenmayor habitante del sector.

«Con la voluntad de la comunidad construimos este puente, nos da miedo que a cualquier momento colapse, Dios no lo quiera, pero también los atracos en la noche y en la madrugada, ya han habido niños que se han caído, por este puente pasan adultos mayores , niños y niñas, y mujeres embarazadas, hay un peligro inminente» dijo don Arturo Cruz.

«En época de invierno hay más peligro, nos hemos resbalado, los olores del caño son insoportables y nunca se ve un policía, por aquí nunca vienen esos señores», dijo don Erasmo Grajales habitante del barrio El Tabacal.

«Le pedimos a la constructora Apiros y al Alcalde, que por favor nos den pronta solución ya estamos cansados y preocupados con esta situación ojalá construya rápidamente el Puente Micos», afirmo Celia Roncancio.

Los habitantes de los conjuntos residenciales afirman que las constructoras le venden a la gente mediante engaños y falsas promesas, y que no tienen contemplación a la hora de los cobros y ningún ente de control les investiga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.