Robos planificados tienen en jaque a los bogotanos: la policía no se apersona de los casos

En menos de una semana ya se han registrado varios casos parecidos entre las localidades de Fontibón y Engativa, más específicamente en el puente peatonal de la Avenida Ciudad de Cali con Calle 26, las autoridades no se ponen de acuerdo para decidir a que inspección pertenece el caso y la comunidad se encuentra preocupada por el incremento de la inseguridad en esta zona.

Hace varios días un joven ciclista fue interceptado y apuñalado en este punto de la ciudad donde la policía llega y se va, ninguno se apersona del caso, porque los de Engativá dicen que le pertenece a Fontibón y los de Fontibón dicen que le corresponde a Engativá. Lo cierto, es que el lugar se ha convertido en un foco de inseguridad donde los delincuentes, que según los denunciantes son de origen extranjero, operan bajo su propia ley. 

En hechos similares, una pareja fue abordada por cinco personas, quienes los despojaron de sus pertenencias; el hombre fue apuñalado cerca de 11 veces y la mujer recibió fuertes golpizas en su estómago. La situación policial fue la misma, la policía no define a que dirección pertenecen estos casos. 

Finalmente, la ciudadanía pide que se regulen este tipo de actividades, ya que según informan, como estos hay muchos otros casos más en el sector; la falta de señalización y de presencia policial genera el escenario perfecto para la impunidad. La comunidad exige seriedad y acciones reales contra los acontecimientos delincuenciales que se viven diariamente en este punto neurálgico de la ciudad. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.