Rompen el «pacto de silencio» que pretendía ocultar la verdad de la desaparición de los 43 estudiantes

El hallazgo de un hueso perteneciente a uno de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, los  presuntos implicados en el crimen y la solicitud de extradición de funcionarios públicos que alteraron pruebas, son una muestra de que se ha roto el «pacto de silencio» que prevaleció durante varios años que marcó a México. 

Omar García, exintegrante del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes  y  uno de los  sobrevivientes de los hechos ocurridos en Iguala el 26 de septiembre de 2014 y el abogado Francisco Cox, , analizan la importancia de los hallazgos  de la llamada»verdad histórica» ofrecida por el gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto, en torno al paradero de los jóvenes desaparecidos.

Los tres individuos coinciden en la  trascendencia de que la Fiscalía General de la República confirmara el hallazgo de un resto óseo perteneciente a Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, uno de los normalistas desaparecidos.

La detención del narcotraficante José Ángel Casarrubias Salgado ‘El Mochomo’, señalado como uno de los principales responsables de la desaparición de los jóvenes, así como la solicitud de extradición de Tomás Zerón, extitular de la Agencia de Investigación Criminal y quien se encuentra prófugo tras ser acusado de alterar la evidencia del caso Ayotzinapa, representan avances importantes para esclarecer un crimen de Estado que generó una oleada de indignación y protestas en México.

«La importancia de investigar a quienes pueden haber ocultado, tergiversado o encubierto, es que eso puede romper los pactos de silencio (…) es valioso porque se está investigando con evidencia y no declaraciones obtenidas bajo tortura. Es una luz de esperanza en que se puede dar respuesta a los familiares y víctimas, que sea una investigación sólida», señala Cox.

El experto considera que las detenciones recientes fueron claves como el hueso perteneciente a Christian Rodríguez. La pieza ósea fue encontrada en la Barranca La Carnicería, a 800 metros del basurero de Cocula, lugar donde el gobierno de Peña Nieto aseguró que criminales habían calcinado a los 43 normalistas desaparecidos, una versión que carece de evidencia científica.

El experto explica que el proceso de detenciones suele permitir que muchas personas, que habían guardado silencio por intereses o temor a represalias, se animen a aportar nuevos elementos para las indagatorias.

Los familiares de los jóvenes desaparecidos han expresado, a través de sus representantes legales, que aceptarían la verdad por dolorosa que fuera, siempre y cuando estuviera sustentada en pruebas científicas. Su esperanza es que se sepa definitivamente que ocurrió con sus hijos desaparecidos, y poder acceder a la justicia que se les ha negado desde hace casi 6 años.

Nicole Dorado

Comunicadora Social y Periodista con conocimientos en la elaboración, análisis y formulación de diferentes mensajes para las diferentes audiencias y medios de comunicación. Habilidades para la producción de mensajes a través de redes sociales, diseño e implementación de proyectos transmediales, creación de videoclips, notas periodísticas. Con experiencia en redacción de crónicas, columnas de opinión, cuentos, noticias y edición de medios digitales. Manejo de los diferentes programas de Adobe Systems Incorporate como; Illustrator, Photoshop, Audition, Premiere, After effects, InDesign. Facilidad para el trabajo en equipo, cumplimiento de objetivos y relaciones interpersonales para las soluciones comunicativas de los diferentes públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.