Agua potable para las comunidades más apartadas de Colombia gracias ingenieros militares

Son más de 60 uniformados los que llegan con sus máquinas a zonas donde hay suministro del líquido, para perforar las tierras y satisfacer estas necesidades.

El agua es buscada con máquinas perforadoras en las zonas más apartadas del país y cuando encuentran el lugar ideal, los días de trabajo son intensos y requieren de mucha paciencia y cuidado para que el terreno no colapse o el pozo que pretenden perforar no se cierre. Los soldados tienen todo calculado para llegar a su momento de gloria: que el agua empiece a salir. Es ahí cuando el objetivo planeado en la perforación de la tierra aflora como una gran fuente natural y el líquido fluye donde desde hace años era impensable tenerlo.

Los terrenos son arenosos y muy secos lo cual complica más la situación para los ingenieros militares, sin embargo la meta es clara: sacar agua y potabilizarla para quienes más lo necesitan

Pero no todo es dicha y a veces la frustración aparece porque el terreno definitivamente no es el adecuado y, a pesar de intentarlo, dice el sargento Fabián, volver a empezar es la única opción.

Este año ya se han hecho cinco perforaciones de pozos exitosas en Putumayo, Caucasia, Guaviare, Puerto Berrío y la Macarena. Con estos trabajos son más de dos millones las personas beneficiadas en diferentes zonas del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.