El partido Colombia México estuvo en riesgo de suspenderse debido a un grito homofóbico que vino de la tribuna

Este hecho obligó al árbitro a detener por unos minutos el encuentro.

Antes del inicio del partido disputado en Estados Unidos se advirtió a los asistentes al estadio las normas que deberían seguir, entre ellas estaba la prohibición de lanzar insultos a los jugadores y cuerpo técnico de ambas selecciones.

El partido transcurría en total normalidad cuando de repente se detectó un grito homofóbico contra David Ospina, arquero de la Selección Colombia, este insulto provenía de la tribuna y en el se podía escuchar Este es la historia del «Eh… p» ante esto el árbitro Nima Saghafi detuvo de inmediato el juego y llamo a los jugadores de ambos países y a sus asistentes al centro de la cancha como señal de rechazo ante este suceso. Mientras dialogaban los capitanes de ambos equipos David Ospina y Memo Ochoa se podía leer en las pantallas del estadio el siguiente mensaje.

“Debido al grito que se acaba de escuchar, el partido ha sido suspendido momentáneamente. Las personas identificadas participando en el grito discriminatorio serán retiradas del estadio”.

El partido se pudo reanudar, pero si se hubiera presentado un segundo insulto el juez central del compromiso habría detenido el compromiso y los jugadores tendrían que dirigirse a los camerinos hasta que se garantizaran las condiciones para reanudar el juego, en caso de un tercer grito homofóbico el partido se habría finalizado inmediatamente.

La Federación Mexicana de Futbol ha hecho varias campañas de sensibilización para evitar este tipo de sucesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.