¿La cara bonita de Soacha?

📷 Periodismo en Acción.

A tan solo unos metros de la Autopista Sur, sentido Norte-Sur, y a pocas cuadras del centro del municipio, el panorama es abrumador. Las ruinas del Bolivariano se convirtieron en botaderos de basura y en el hogar de múltiples roedores que aprovechan los escombros y desechos para formar nidos u hogares.

Quienes transitan por el sector aseguran que además de convertirse en un foco de inseguridad, en algunas ocasiones se perciben malos olores y los roedores salen de sus guaridas acercándose a las personas. La situación en el lugar resulta crítica, ya que esta es una de las salidas más importantes de la capital hacía diversos destinos del sur del país, y es la imagen que se llevan los miles de turistas que viajan diariamente por este corredor vial.

Consuelo Zapata, habitante de Soacha, aseguró que en varias oportunidades ha sido interceptada por los roedores mientras camina por el lugar: “Ya varias veces he pasado por la tarde y los ratones salen de la nada. La vez pasada llevaba a mi nieta en el coche y salió una rata gigante; la niña lloró y se asustó mucho”.

Ante esto, la ciudadanía se pregunta: ¿Qué hacer? ¿A quién acudir?, ya que la situación se va acrecentando con el paso del tiempo y las basuras son cada vez más visibles. Por este motivo, solicitan a la empresa responsable del servicio de aseo municipal, Urbaser, que realice la intervención y recuperación del lugar, para prevenir la proliferación de roedores y evitar que los desechos se conviertan en uno de los rostros de Soacha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.