Patrullero de la policía desaparecido fue hallado muerto

El patrullero de la Policía Nacional, Pablo Enrique Vargas Gómez desapareció desde el martes 2 de noviembre y su cuerpo fue encontrado en una alcantarilla.

De acuerdo a la que se conoció por parte de testigos y familiares, es que el policía se desplazaba desde el municipio de Mesitas del Colegio hasta Bogotá, luego del puente festivo correspondiente a Halloween. Él llegó a su casa e indicó a sus familiares que iba a emprender un viaje, en compañía de otro patrullero, hasta la capital.

Lo que resultó extraño para los investigadores es que la versión del uniformado no coincide con la que dio su hermana luego de que se reportara la desaparición. «Le dijo a mi cuñada que él tenía que salir, que se iba con un amigo para Bogotá que iba a visitar a una hija, pero no era verdad; él iba a verse con una amiga y con mi hermana en La Mesa», dijo la hermana del policía.

Las autoridades encontraron el cadáver del patrullero en una alcantarilla el pasado domingo 7 de noviembre en la vereda Escalante, en Cundinamarca. Lo que de inmediato llamó la atención de las autoridades, debido a la inconsistencia en los relatos de los familiares, por lo que el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía y la Sijín realizarán la investigación de su desaparición y las causas de la muerte. De igual forma, las autoridades tratan de establecer quién sería el supuesto compañero con el que dijo que viajaría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.