Profesor en el Chocó, debe cruzar trochas y quebradas para dar clase

Abelardo Duabe, demuestra el amor que le tiene a sus estudiantes y profesión, cruzando quebradas y caminando por una extensa trocha en medio de la selva,para llegar a dictar clases.

Su recorrido dura aproximadamente una hora para llegar a la comunidad embera en Mondó, Chocó, en donde enseña distintas materias a varios grados y también lo hace en su lengua nativa para mantener las tradiciones.

Abelardo enseña Ciencias Sociales, Convivencia, Espiritualidad y Filosofía y alerta a sus estudiantes para que entren a clase con el sonido de una campana en el colegio.

Jhon Duabe Cerezo, líder juvenil indígena de Mondó, asegura que el profesor Abelardo “es un guerrero», pues, «a pesar de todo, él siempre ha estado ahí atendiendo los niños, dictando clases a los niños para que puedan salir adelante”.

Son aproximadamente 900 estudiantes que toman clase de 12 profesores en la institución educativa Indigena de Mondó. Señalan que quisieran brindar una educación de calidad pero les hacen falta recursos para cumplir este sueño.

Estos docentes rurales son el ejemplo de la perseverancia y el sacrificio de cientos de profesores que en Chocó educan para lograr formar hombres y mujeres de bien, que aporten a la construcción de una mejor sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.