Sorpresiva derrota de Argentina ante Arabia Saudita

El partido finalizo 2-1.

La Selección Argentina jugó hoy su primer partido correspondiente a la fase de grupos. En este primer encuentro enfrentaba a Arabia Saudita, una Selección que en nómina que es 25 veces inferior a la de los sudamericanos.

Se creía que iba a resultar un partido “fácil” para Argentina ya que cuenta con una de las mejores plantillas de este Mundial, además tiene la máxima estrella del fútbol, Lionel Messi; por esto es una de las favoritas para ganar la copa del mundo.

El partido tuvo su primer gol a los 10 minutos y fue marcado por Lionel Messi de penal, este fue sancionado por el árbitro después que el VAR lo llamara para revisar una falta contra el jugador argentino, Leandro Paredes. Este marcador a tan solo pocos minutos después de haber iniciado el encuentro hacia pensar que Argentina iba a golear al equipo árabe.

La Selección de Arabia Saudita supo reaccionar ante esta parcial derrota, y con un buen dominio del balón genero varias aproximaciones al arco rival; los jugadores argentinos en un juego ofensivo trataban de ampliar el marcador, esto hizo que marcara en tres oportunidades, pero estos goles fueron anulados por fuera de lugar. El primer tiempo finalizo con un marcador de 1-0 a favor de los argentinos.

Para el segundo tiempo Arabia Saudita sorpresivamente se apodero del partido, mostrando un buen juego, como resultado de esto llegó el empate al minuto 48 por medio de Sherhir. Argentina se mostró confundida e imprecisa ante un Arabia que lejos de querer defenderse y mantener la igualdad, adelanto sus líneas haciendo que más jugadores fueran al ataque; Arabia Saudita supo tener un juego colectivo en el que hasta los atacantes ayudaban en marca.

Al minuto 53 el jugador árabe Aldawsari marcó el 2-0. Los jugadores argentinos no reaccionaban, los tres cambios que hizo al mismo tiempo el técnico Scaloni no funcionaron y la Selección no logró ser superior a su rival.

En tiempo de reposición se tuvo que añadir más tiempo debido a un golpe que recibió un jugador de Arabia por parte del arquero de esta Selección; pese a esto Argentina perdió sorpresivamente 2-1.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.